JABÓN DE ALEPO

147 Views 0 Liked

El jabón de Alepo es, probablemente, uno de los jabones más antiguos del mundo y recibe su nombre de la ciudad siria de Alepp, de donde es originario.

Sus ingredientes principales son el aceite de oliva y el aceite de laurel. Su elaboración es totalmente artesanal: se hierven el aceite de oliva y la sosa cáustica a 200 grados durante 7 días, posteriormente le añaden el aceite de laurel. Lo extienden en planchas para que se solidifique y poder cortarlo en pastillas. Se dejan reposar durante 9 meses en cámaras subterráneas, frescas, secas y oscuras.

Una curiosidad del jabón de Alepo es que su exterior es de color marrón pero el interior es verde. Esto es debido a los aceites que lo componen y al reposo en esas cámaras subterráneas que oscurece su exterior. Las pastillas vienen con un sello para verificar su origen y fabricante.

No contiene colorantes, aditivos químicos, conservantes o grasas animales y no está testado en animales.

INGREDIENTES:

– Aceite de oliva: ayuda a la regeneración de la piel y es un potente antioxidante por su alto contenido en vitamina E, omega 3 y 6. Además previene la sequedad y las arrugas ya que ayuda a mantener la hidratación en la piel.

– Aceite de laurel: tiene propiedades desinfectantes, antisépticas, anti-inflamatorias, circulatorias y ayuda en el tratamiento de problemas de piel como el acné, piel grasa, caspa, psoriasis, dermatitis… Regula la producción de grasa y aporta a la piel un aspecto fresco y saludable.

– Hidróxido de sodio o sosa cáustica: proviene de la planta “Salsoa Kali”. La sosa se transforma  por la “saponificación”, queda totalmente diluida y libre de tóxicos y es la responsable de la solidificación del jabón.

– Agua

 

USOS:

– Hidratante, sobre todo las pieles con problemas de sensibilidad, eczemas, psoriasis, sequedad…

– Desinfecta y cicatriza. Por lo que puede usarse para ayudar a la cicatrización de heridas y quemaduras, así como para proteger la piel de infecciones, hongos, etc.. Si sois usuari@s de saunas, duchas públicas, piscinas … Es una buena opción para prevenir infecciones.

– Purifica y es astringente. Es ideal para pieles grasas y con acné. Se puede aplicar como mascarilla, dejándolo actuar durante 10/15 min. También nos ayuda a regular la grasa del cuero cabelludo.

– Como crema de afeitar ayuda a prevenir las irritaciones, sobre todo en pieles sensibles o con problemas.

– Como sustituto del detergente de la ropa y de la vajilla, en especial si tenéis piel muy sensible.

– Antipolillas. Coloca una pastilla en los armarios.

– Favorece la respiración en casos de resfriados, bronquitis… Disuelve un cuarto de pastilla en agua caliente. El baño tiene que durar entre 20 y 30 minutos para que los aceites y esencias hagan efecto.

 

Algo muy importante que debéis tener en cuenta antes de comprar este jabón es la concentración de laurel. Hay distintos porcentajes según tu tipo de piel, necesidad y según la marca.

Los jabones de la marca ALEPEO tienen 0.4%, 12%, 20% y 30%.

El jabón al 0.4% es el que tiene una concentración más baja, y se recomienda para pieles secas, sensibles, normales y para niños.

El 12% se recomienda para pieles normales con tendencia acnéica, y problemas como psoriasis, eczemas y descamaciones.

El 20% sería adecuado para pieles grasas a muy grasas, acnéicas y pieles con problemas como dermatitis, psoriasis, eczemas, descamaciones e, incluso, quemaduras.

Finalmente, el 30% es recomendado para pieles muy grasas con acné, además de eczemas, descamaciones, dermatitis y psoriasis.

 

 

Leave a comment

Log in to post comments